Ventanas y Puertas PVC

El PVC es un material que por sus cualidades es idóneo para la fabricación de carpinterías. Para otras aplicaciones existirán materiales más apropiados. Pero es indudable que el PVC, y en especial la fórmula Greenline, es el material más indicado para un uso tan específico como es la fabricación de ventanas.

Las ventanas y puertas fabricadas con PVC proporcionan elevados niveles de aislamiento, tanto térmico como acústico, ya que además de ser un material no conductor, ejerce de amortiguador natural ante las ondas sonoras. Es un material resistente que aporta seguridad y que requiere de un mantenimiento mínimo. Además, ofrece acabados estéticos que imitan al aluminio o la madera, lo que permite mantener la estética de estos materiales pero con las elevadas prestaciones del PVC.

  • Gran aislamiento y hermeticidad gracias a su cierre de junta a presión.
  • Presentan distintas variaciones de apertura hacia interior y exterior.
  • Permite opciones de automatización y domótica.
  • Selecciona entre diferentes tipos de herraje e incorpora refuerzos de alta inercia. Características que influyen directamente en el nivel de seguridad de la vivienda.

Sistema de puertas correderas con cierre de doble junta que permite crear grandes espacios acristalados con un alto nivel de aislamiento térmico y acústico y hermeticidad. Además, gracias a sus juntas de estanqueidad, el deslizamiento de las hojas es suave y silencioso, manteniendo todas sus propiedades aislantes cuando está cerrada.

La baja demanda energética y el elevado aislamiento que obtienen este tipo de puertas, gracias a su elaboración con sistemas practicables, hace que se conviertan en una gran opción para los cerramientos de terraza. La mejor forma de mejorar la iluminación natural de un espacio sin perjudicar su aislamiento.

  • Ideales para optimizar el espacio ya que no es necesario dejar un espacio para garantizar las aperturas de las hojas interiores.
  • Prácticas y con un suave deslizamiento que permite la combinación de diferentes hojas para adaptarse a cualquier tipo de espacio y necesidad.
  • Seguridad gracias a su forma de apertura horizontal que evita los cantos hacia el interior de la vivienda.
  • Diseños elegantes y cuidados con la última tecnología para garantizar su durabilidad.
  • Mayor visibilidad al permitir su elaboración con hojas de mayor tamaño que conllevan más vidrio; siendo ideales para puertas de terraza y jardines.

CARACTERÍSTICAS

  • El PVC (policloruro de vinilo) es una combinación química de carbono, hidrógeno y cloro.
  • Proviene del petróleo bruto (43%) y de la sal (57%). Es con diferencia el plástico con menos dependencia del petróleo.
  • Su principal propiedad: un material NO conductor eléctrico y térmico, es decir, un aislante natural.
  • No conductor de ondas sonoras y por su morfología un buen amortiguador de ondas sonoras.
  • Se obtiene por polimerización del cloruro de vinilo, cuya fabricación se realiza a partir de cloro y etileno.
  • Es un material ligero y químicamente inerte e inocuo. Gracias a ello, es muy utilizado con diversos usos en la industria sanitaria y alimentaria.
  • Pertenece a la familia de los termoplásticos, es decir, bajo la acción del calor (140 a 205ºC) se reblandece pudiendo moldearse fácilmente; cuando se enfría recupera la consistencia inicial conservando la nueva forma.
  • Durante su todo su ciclo de vida útil, el PVC ni se oxida ni se corroe lo que reduce los costes de mantenimiento y sustitución.
  • Tiene una alta resistencia al choque.
  • Más del 65% de las aplicaciones de PVC tienen una vida útil muy larga, pudiendo alcanzar los 100 años.
  • Durante la producción el PVC demanda menos energía que la mayoría de los materiales alternativos.
  • Es destacable su resistencia al fuego y autoestinguible. Su composición molecular hace de él un material intrínsecamente ignífugo, no propaga la llama, no gotea, se quema a temperaturas más elevadas que muchos materiales alternativos y, en condiciones normales, dejará de quemarse en cuanto se le retire la fuente de calor.
  • Permite ser reciclado. A diferencia de la madera, el PVC, con un proceso adecuado, permite reincorporar el material reciclado al proceso productivo.

La industria del PVC y su política Medioambiental

En el año 2000, la industria europea integrada del PVC firmó el Compromiso Voluntario llamado “Vinyl 2010”. En este Plan de Sostenibilidad, la industria del PVC se marcaba unos objetivos precisos de mejora en las diferentes fases del ciclo de vida de los productos de PVC. Dentro de este marco, la industria ha firmado distintos acuerdo y realizado importantes avances en su compromiso con la protección del medio ambiente, convirtiendose en una de las industrias pioneras en este campo.

La industria española del PVC también ha visto premiados sus esfuerzos en favor del respeto al Medio Ambiente con la obtención de la certificación ISO 14001 de Gestión Ambiental para todas sus plantas de producción, otorgada por AENOR, así como por el Certificado Europeo de Gestión Medioambiental EMAS.